Líneas prioritarias de actuación pedagógica que favorecen el desarrollo de las competencias básicas en el alumnado.
El establecimiento de las líneas prioritarias de actuación pedagógica se realizará tomando como referencia los principios, objetivos y prescripciones curriculares que orientan la etapa educativa y teniendo en cuenta la realidad del centro (contexto sociocultural, características del alumnado y del profesorado, resultados de las eva­luaciones iniciales y de las Pruebas de Evaluación Diagnóstico, implicación de las familias, recursos materiales y humanos, relación con otros centros, con el entorno, etc.).
El análisis de la realidad del centro permitirá establecer cuáles son las debilidades y fortalezas del centro y determinar las áreas de mejora y las prioridades de actua­ción: aspectos del proyecto educativo que se van a potenciar de forma más concreta para promover y facilitar el desarrollo de las competencias básicas.
Especial relevancia tendrán las decisiones que afecten al planteamiento y orga­nización del currículo, destacando los aspectos que se consideren relevantes de las competencias básicas que han de desarrollarse en la etapa educativa y enseñanzas que se imparten. Así como las decisiones referidas a la organización y funciona­miento del centro, la distribución del tiempo escolar y extraescolar, la organización y funcionamiento de la biblioteca escolar, el uso de las TIC, etc.
Es fundamental que se tomen decisiones con respecto al tratamiento transversal de la educación en valores y otras enseñanzas, cobrando especial relevancia la planificación de intervenciones con el alumnado para la identificación y potencia­ción de escenarios escolares en los que se cultive la igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres, se analicen los problemas o cuestiones relacionados con la con­vivencia que dificultan esta igualdad y se facilite a! alumnado su implicación en la toma de decisiones, en situación de igualdad, sobre los conflictos que se producen en la vida diaria en los centros educativos.
De igual modo, una de las líneas maestras de actuación que ha de consolidarse es la referida al conocimiento, comprensión y toma de postura sobre las situaciones de discriminación real que se vive entre el alumnado, en el ámbito escolar y ciu­dadano, por motivos de las diferencias culturales de origen.
En el mismo sentido, el fortalecimiento del respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales y de los valores para una vida responsable en una sociedad libre y democrática es esencial que se convierta en una de líneas estraté­gicas formativas del centro.
Por otro lado, se hace imprescindible la reflexión sobre el tratamiento de la edu­cación en valores en el desarrollo del currículo y la adquisición de hábitos de vida saludable y deportiva. Fomentando que los espacios e instalaciones del centro mantengan las condiciones higiénico-sanitarias indispensables para una vida saluda­ble entre el alumnado y estableciendo las medidas preventivas necesarias para evitar comportamientos y prácticas sustentadas en consumos que supongan drogodependencia de cualquier índole.



El PROYECTO EDUCATIVO DEL C.E.I.P. “VÍRGEN DE TÍSCAR” conforme a lo establecido en DECRETO 328/2010, de 13 de julio, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de Centros, constituye las señas de identidad de nuestro centro docente y expresa la educación que deseamos y vamos a desarrollar en unas condiciones concretas, por lo que deberá contemplar los valores, los objetivos y las prioridades de actuación, no limitándose sólo a los aspectos curriculares, sino también a aquellos otros que, desde un punto de vista cultural, hacen del centro un elemento dinamizador de la zona donde está ubicado.
El PROYECTO EDUCATIVO DEL C.E.I.P. “VÍRGEN DE TÍSCAR” definirá los objetivos particulares que el centro se propone alcanzar, partiendo de su realidad y tomando como referencia la legislación vigente, acerca de los principios que orientan cada una de las etapas educativas que se imparten en el mismo y las correspondientes prescripciones acerca del currículo.
El PROYECTO EDUCATIVO DEL C.E.I.P. “VÍRGEN DE TÍSCAR” abordará, al menos, los siguientes aspectos:
a) Objetivos propios para la mejora del rendimiento escolar.
b) Líneas generales de actuación pedagógica.
c) Coordinación y concreción de los contenidos curriculares, así como el tratamiento transversal en las áreas de la educación en valores y otras enseñanzas, integrando la igualdad de género como un objetivo primordial.
d) Los criterios pedagógicos para la determinación del horario de dedicación de las personas responsables de los órganos de coordinación docente, de conformidad con el número total de horas que, a tales efectos, se establezca por Orden de la Consejería competente en materia de educación.
e) Los procedimientos y criterios de evaluación y promoción del alumnado.
f) La forma de atención a la diversidad del alumnado.
g) La organización de las actividades de refuerzo y recuperación.
h) El plan de orientación y acción tutorial.
i) El procedimiento para suscribir compromisos educativos y de convivencia con las familias, de acuerdo con lo que se establezca por Orden de la Consejería competente en materia de educación.
j) El plan de convivencia a desarrollar para prevenir la aparición de conductas contrarias a las normas de convivencia y facilitar un adecuado clima escolar, a que se refiere el artículo 22.
k) El plan de formación del profesorado.
l) Los criterios para organizar y distribuir el tiempo escolar, así como los objetivos y programas de intervención en el tiempo extraescolar.
m) Los procedimientos de evaluación interna.
n) Los criterios para establecer los agrupamientos del alumnado y la asignación de las tutorías, de acuerdo con las líneas generales de actuación pedagógica del centro y orientados a favorecer el éxito escolar del alumnado.
ñ) Los criterios generales para elaborar las programaciones didácticas de cada una de las áreas de la educación primaria y de la educación especial y las propuestas pedagógicas de la educación infantil.
o) Los planes estratégicos que, en su caso, se desarrollen en el centro.
p) Cualesquiera otros que le sean atribuidos por Orden de la persona titular de la Consejería competente en materia de educación.
4. En la elaboración del proyecto educativo podrán realizar sugerencias y aportaciones el profesorado, el personal de administración y servicios y de atención educativa complementaria y las asociaciones de padres y madres del alumnado.
5. En caso de que, en algún momento se estime oportuno, los centros de una misma zona educativa podremos elaborar un proyecto educativo conjunto entre sí o con el instituto de educación secundaria al que estamos adscritos, con objeto de dotar de mayor continuidad a las distintas etapas educativas que cursa el alumnado. En cualquier caso, dichos proyectos educativos habrán de ser aprobados en cada uno de los centros.